2024-01-28

AUNQUE EL DÍA EMPIECE NUBLADO

Tardé tantos años en encontrarte
que hasta pensé que no existías,
que acabaría solo mis días
y me conformé con imaginarte.

Deslumbrado por tus ojos brillantes
me emborraché con tu sed de vida.
Ebrios con esta pasión  sin medida
intentamos dar pasos de gigante.

Y la vida, con una bofetada,
nos invitó a parar un poquito.
Fue una pausa, no una retirada. 

Pero sabes que sigo a tu lado
y que al final, siempre sale el sol,
aunque el día empiece nublado.