2024-02-21

ALIENTO

Escucho tu voz y estoy de vuelta,
no quiero estar otra vez perdido,
me cambias por música el ruido
y vuelvo a dormir a pierna suelta.

Oigo tu risa y ya me invade 
un cosquilleo por todo el cuerpo,
si me dolía ya no me acuerdo
y no habrá nada que me enfade.

Te he sentido lejos tanto tiempo,
sin saber si tu voz era un eco,
mientras iba quedando sin aliento.

Pero hoy ya no importará nada,
no volveré a perder el camino, 
pues ahora me guía tu mirada.