Historia

En toda mi vida jamás se me ocurrió escribir nada creativo, pero por caprichos del destino empecé a escribir versitos cortos, muchos de ellos bastante malos, unos pocos horribles aburridos y ñoños y puede que un par de ellos simplemente mediocres. 

Aunque los tengo recopilados, como no tienen sentido fuera de su contexto y del propósito para el que fueron escritos, no se me ocurriría publicarlos.

Ahí me di cuenta de que esto me estaba sirviendo de catarsis y me facilitaba el camino para bucear en mis sentimientos y comprender mejor el mundo que me rodea y mi propia existencia.

Y como igual que escribí los otros puedo escribir más, así comencé este blog tratando de que la escritura creativa me siga ayudando a superar las crisis existenciales en mi día a día.

Si alguno de los poemas no es demasiado malo y a alguien le pudiera entretener pues ya me doy por satisfecho.  Y si no es este el caso, pues me entretengo yo mientras los escribo, hasta que se me acaben las ideas, me falte tiempo, o simplemente me aburra.